El Método Curly, también conocido a nivel mundial como Curly Girl Method o Método Curly, tiene como finalidad el proporcionar al cabello rizado la máxima hidratación para para conseguir que tus rizos sean saludables y definidos. Para ello Lorraine Massey, estilista estadounidense y creadora del método, nos propone conseguirlo a través del uso de productos libres de sulfatos, siliconas, parabenos y alcohol, ya que estos crean residuos en el cabello que únicamente pueden eliminarse utilizando otros productos con sulfatos. 

La clave del método Curly Girl reside en un acto de amor hacia nuestro cabello, aceptando su naturaleza y tratándolo con el máximo respeto. De esta manera le ofrecemos todos los cuidados necesarios para evitar su encrespado y hacer que los rizos sean definidos y elásticos.

De forma natural el cabello rizado suele ser bastante seco, así que para evitar resecarlo aún más, tenemos que evitar y eliminar el uso de ciertos ingredientes que contienen muchos de los productos que normalmente utilizamos para su cuidado, como los sulfatos, las siliconas y los alcoholes secantes, también las ceras, ftalatos y aceites minerales. Y tampoco es nada recomendable el uso de tratamientos alisadores o planchas, ya que es os podrían llegar a modificar el patrón del propio rizo.

Las substancias que te presentamos a continuación son las que debes  evitar, mira bien las etiquetas del producto:

  • SULFATOS
  • SILICONAS NO SOLUBLES EN AGUA
  • SALES DE ALUMINIO
  • FTALATOS
  • ALCOHOL ETÍLICO
  • SILICONAS
  • SULFATOS

Aquí tienes 10 pasos que te ayudarán a mantener tu cabello rizado:

  1. Haz un último lavado con un champú con sulfatos, seguidamente debes de hidratar tu cabello con una mascarilla libre de siliconas, sulfatos y alcohol.
  2. A partir de este momento ya no vuelvas a usar ningún champú para lavarte el cabello y si no lo puedes resistir, usa uno que sea suave (no-poo o low-poo). En lugar de champú vas a usar un acondicionador que no lleve ninguno de los productos ya mencionados. Realizarás un masaje con él en las raices y por todo el cuero cabelludo durante unos 5 minutos aproximadamente. Así, el cabello rizado que suele ser seco conservará su hidratación y mantendrá su elasticidad y brillantez. Lavar el cabello solo con el acondicionador se le llama (co-wash). Después aplicaremos el acondicionador por todo el cabello para desenredarlo, desde las puntas subiendo hasta las raices, lo aclararemos en un 90%, dejándo algo de acondicionador para que de esta forma se mantenga hidratado.
  3. Siempre es mejor utilizar agua fría para el enjuague, esto evita el encrespado y deja el cabello muy brillante.
  4. Aplica una mascarilla hidratante una vez por semana y deja que actue durante dos horas aproximadamente. Asegúrate de que no contenga sulfatos, alcohol o siliconas.
  5. El secado del cabello debe hacerse siempre con toallas de microfibra o con una camiseta de algodón.
  6. Tus manos o un peine de púas anchas te ayudarán a desenredar el cabello, no utilices jamás un cepillo. Hazlo siempre con el cabello mojado, así evitarás roturas y conservarás el patrón del rizo.
  7. Los productos de fijado se aplican tras el lavado, con el cabello mojado y antes de secarlo con la toalla. Un activador de rizos o un acondicionador sin aclarado (leave-in) y luego un gel, crema o espuma ayudarán a definir el rizo, pero es tan solo una posibilidad más. Es importante asegurarte de leer bien las etiquetas de los productos que vas a aplicar, para evitar que contengan los ingredientes ya mencionados.
  8. Esponja el cabello (scrunch) con la toalla. Se trata de apretar el cabello contra el tejido para eliminar el exceso de agua y producto, sin frotar. Si queremos secar más el cabello, podemos dejar la toalla como turbante más tiempo o usar un secador con difusor.
  9. El secador es mejor utilizarlo con aire frío y sin tocar mucho el cabello durante el secado.
  10. Para dormir es recomendable usar almohadas de seda o satén y gorros. Así se evita el encrespamiento y los rizos se mantendrán mucho más tiempo

ALGUNOS PRODUCTOS APTOS PARA EL MÉTODO CURLY: